jueves, 26 de agosto de 2010

EL METODO COMPARATIVO
Iliana gonzalez tovar
200920535



 
La comparación se impuso mas como método que como Objeto. Su propósito no era realizar el inventario de las similitudes y las divergencias comprobables de un país a otro sino transformar este inventario en el conductor de una explicación de los procesos sociales.
El método comparativo es uno de los métodos científicos fundamentales que puede ser usado para probar la validez de proposiciones empíricas generales, esto es, para establecer relaciones empíricas entre dos o más variables mientras todas las otras variables se mantienen constantes. En particular, el método comparativo es generalmente usado cuando ni el método experimental ni el estadístico pueden ser empleados: por un lado, solo raramente pueden ser conducidos experimentos en ciencia política por otra parte, el método estadístico implica la manipulación matemática de datos cuantitativos sobre un gran número de casos, mientras que la investigación políticas algunas veces debe ser conducida analizando el comportamiento de variables cualitativas en un pequeño número de casos. La aproximación de estudio de caso no puede ser considerada un método científico de acuerdo a la definición anterior; sin embargo, puede ser usado para ganar conocimiento sobre casos singulares, los mismos que pueden ser puestos en comparación de acuerdo al método comparativo.
El medio en el cual se elabora un objeto social es tan complejo e incluye tal cantidad de variables, cada una potencialmente explicativa, que es muy difícil aislar a una de ellas y asegurarse de que todas las demás sean neutras.
El comparatista esta desarmado cuando tiene que demostrar que no paso por alto otra variable mas pertinente y mas adecuada con esta lógica de la concomitancia.




La crisis del método comparativo clásico
El método comparativo clásico entro a una crisis en el contexto de los años sesenta no tanto debido a sus fragilidades metodológicas, como a sus dificultades para adaptarse a las transformaciones que por entonces marcaron el objeto del análisis político.
La comparación obliga a destacar las diferencias y por ende a utilizar con precaución los conceptos, por el contrario se corre el riesgo de elaborar la monografía a partir de prejuicios.
De esta manera la ciencia política se forma un espacio de conocimientos cada vez mas desestructurados y se arriesga a limitarse al arte de la descripción.
En todos los órdenes políticos existe un proceso de desarrollo político.
El desarrollista mas que salvar al método comparativo ha acelerado su crisis. Esta crisis precipitada y evidenciada por estos procedimientos tiene tres características:
Crisis del universalismo , Crisis de la explicación ,Crisis de las relaciones del análisis comparativo de la historia


Las nuevas orientaciones del método comparativo
Tanto la crisis del universalismo como las impresiones de los modos clásicos de explicación y la necesidad de considerar de nuevo a la historia han llevado al comparatista a renovar su método, sin que a la fecha se encuentre con un manifiesto del nuevo método comparativo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada